Entre los retos de los sistemas ciber-físicos se encuentra buscar nuevos métodos de integración con el usuario. Nuestro proyecto Arthrikin usa cámaras de profundidad para supervisar de forma autónoma la rehabilitación. Las interfaces naturales (voz, gestos, representación visual) son eseciales para interactuar con personas mayores o con poca relación con la tecnología.

Proyectos relacionados